Gobernar es como jugar al ajedrez pero sin los dados...

Política

Las consecuencias de jugar a gobernar de espaldas al pueblo.

 

Luego de casi cuatro años de gobierno, con el apoyo de la Banca Internacional, con el FMI enviando fondos indiscriminadamente para que los utilicen  a discreción, con los representantes de la oligarquía agro ganadera apoyando  y facilitando todo lo que deseaban, con la promesa de “Pobreza Cero” nos encontramos en la peor crisis de un gobierno democrático en la historia argentina.

¿Cómo podríamos creer  en el  “Sí se puede” después de ver que los datos duros del INDEC, -que no miente-, nos marcan un índice de pobreza del 35.4% y el de indigencia en un 7,7%?

Es decir, más de 16 millones de argentinos están bajo la línea y 3,4 millones en la indigencia.

¿Qué es lo que hicieron en estos años? Con una descarada indiferencia hacia la gente, priorizaron sus negocios  más que millonarios y generaron la fuga más importante de capitales; todos los miembros del Gobierno de Macri, Vidal y Larreta tienen sus fortunas en dólares y en el exterior.

Cómo podemos creer en esta gente que lejos de tener sensibilidad social, se saca de encima la responsabilidad de sus acciones atribuyendo el duro presente a “la pesada herencia”, o culpando a “los que no saben votar”.

En un contexto en el que se multiplican los comedores y merenderos  en los barrios, se hizo pública la reducción de las raciones de alimentos. Los comedores escolares y las ONG, como pueden, intentan reemplazar al Estado ausente.

Luego de recibir una cachetada del Pueblo en las ultimas PASO, los funcionarios de Cambiemos no han reaccionado, por el contrario, en una actitud casi de patrón de estancia, dando un reto a sus peones, se enojaron y endurecieron su postura, enviando al Congreso -para asociar a todos en su ineficiencia- la ley de emergencia alimentaria, que viene a ser como una curita en una gran herida.

El discurso del Presidente en la ONU, más allá de su pobreza dialéctica no mostró nada más que sus intenciones de pertenecer a un mundo que nos es cada vez más esquivo, en inversiones productivas como en confianza. Solo los fondos especulativos que han hecho pedazos nuestra economía siguen respondiendo a esta lógica.

Hoy vuelven a la carga, utilizando como slogan de campaña que ellos pueden arreglar este desastre al que nos han llevado. La pregunta es ¿por qué no lo hicieron antes?

Probablemente nunca hayan comprendido las reglas del juego de gobernar, ya que así como Macri pretende jugar al ajedrez con dados, también ha querido gobernar sin pueblo.

Quizás en otra triste analogía, en este caso futbolística, en la que parece que estos últimos cuatro años hemos retrocedido para tomar carrera y ahora patear el penal, nos toca darnos cuenta de que finalmente, se robaron hasta la pelota.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter