Y.P.F.

Política

La gran noticia de este sábado.

 

La historia tiene un recorrido misterioso, con momentos donde fluye mansamente en una misma dirección y en otros, donde las rémoras son tantas que parece que se estanca, empantana y se pudre. Esas son las sensaciones -que creo- compartimos muchos de nosotros después del día fatídico en donde perdimos en un mano a mano con la peor derecha que podría haber llegado al poder por medio de los votos.

Cueveros de la timba financiera que solo saben vaciar el Estado y excluir al pueblo. Si bien la esperanza nunca la perdimos, no se podía vislumbrar un camino claro.Hemos hablado largo y tendido de la necesidad de unidad, de la dificultad de vencer las mezquindades individuales y del desastre que heredaría el próximo gobierno, sea del signo que fuere. Necesitábamos la claridad en la conducción que nos guiara en esta difícil lucha. Como dicen, los hombres (y las mujeres) se forjan en la lucha y creo que hoy hemos asistido a un momento fundacional en la historia política universal. 

El mensaje difundido que anuncia la fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández sorprende a todos. Propios y ajenos. Pero más allá del desconcierto de los medios y de la desesperación por crear un perfil y un relato sobre lo sucedido, nosotros, los peronistas sabemos de qué se trata. Es un gesto político y personal de tal magnitud del que solo algunos nombres en nuestra historia estuvieron a la altura. Este día quedará para siempre en los libros, se obtenga o no el resultado deseado y necesitado. Este sábado había empezado como cualquier otro, no se sentía en el ambiente la densidad que suelen tener las jornadas que no se olvidan, como si en ese momento estuvieran transcurriendo varios días simultáneamente. Es difícil de explicar, pero es como si lo estuviéramos viviendo varias veces.

Tomando mate con el sol de la mañana, preparándome para ir a juntarme con los compañeros como todos los sábados donde debatimos y militamos orgullosos. Suena el primer mensaje, una foto de una TV que anuncia la fórmula FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ. ¡¿Qué?! Y ahí el link del video de Cristina. Reflexiones de mayo. Un manejo del misterio digno de Hitchcock. Alegría inmediata y una sensación de paz. Similar a la del Teniente Dan cuando se amiga con Dios en Forrest Gump. Y este hecho, que ocurre aisladamente un sábado común de un mayo más se conecta con un montón de hechos similares a los que hemos tenido la posibilidad de asistir y que explican ahora con lógica como se llega a una situación tan particular. Creo que no estoy hablando de nada, o de todo, no sé. Es un día muy especial. Sepan disculpar. Ver en los medios cómo tratan de recuperarse de -como explicaba Perón-, una herramienta clave de todo conductor: LA SORPRESA. Porque no hemos inventado nada, si no fue Perón fue Aristóteles, pero el tema es saber usar las herramientas y Cristina demostró una vez más que ella ve la versión extendida de la película. Es un gesto político enorme y me repito, pero tengo la impresión de que hoy se diseñó la imagen de los billetes de 1000 de nuestros nietos.

La nota se titula YPF. Otro delirio, pero me vino al recuerdo una vieja publicidad de la petrolera en donde los rivales de Fangio trataban de descubrir el secreto de su éxito, el cual era claramente el combustible. En un momento otro corredor le pregunta por las siglas en su vehículo. Y.P.F.: Ya Pasó Fangio responde. Ahora, Ya pasó Fernández, vamos a ver si la alcanzan.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter