Disparen contra la Ley de Contrato de Trabajo

Política

El Gobierno nacional presentó en el Senado varios proyectos de flexibilización laboral. Se trata, de una reforma estructural, que ataca los pilares históricos del derecho del trabajo en la Argentina.

 

El proyecto oficial de blanqueo laboral contempla una amnistía para los empleadores, que implica perdonarles las multas y las cargas sociales impagas por los trabajadores que tengan sin registrar. A cambio, el empleador deberá declarar el vínculo laboral.

En el caso de los empleados, propone reconocerle el salario mínimo, vital y móvil, que hoy es de $9.500 y a partir de julio aumentará a $10 mil. Además, los años no declarados no computarán en caso de indemnización por despido. Desde el momento en que es regularizado, el empleado pasará a cobrar el salario de convenio de su actividad (el que se define en paritarias), tendrá obra social, aportes jubilatorios y ART, pero deberá renunciar a cualquier reclamo de indemnizaciones por el período de trabajo no registrado ante la Justicia.

En cuanto a las indemnizaciones, la iniciativa del Ministerio de Trabajo  excluye del cálculo el aguinaldo, los premios y/o las bonificaciones, como así también toda compensación  que el empleador le haga al trabajador. En la actualidad, la Ley de Contrato de Trabajo establece que el cálculo de la indemnización debe realizarse tomando la mejor remuneración de los últimos 12 meses y multiplicándola por la cantidad de años de servicio.

Dentro de ese período los trabajadores suelen percibir aguinaldo, bonos, premios, por lo que al quitarlos del cálculo se elimina gran parte de su salario, lo que reduce la indemnización por despido.

Además, las empresas y los sindicatos podrán acordar la creación de un fondo laboral que implicaría que el empleador aporte mensualmente para una futura indemnización del trabajador y no realice un pago por única vez como ocurre hoy.

La Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas (AAL) rechaza de plano los objetivos de esta propuesta,  ya que arrasan con la Ley de Contrato de Trabajo y las normas protectoras laborales y de la seguridad social.

La situación del mercado laboral no registrado.

Según los últimos datos del INDEC, la informalidad (aquellos asalariados sin aportes jubilatorios) aumentó en el último año y pasó de 33,6% a fines de 2016 a 34,2% a fines de 2017. Según cálculos oficiales, actualmente en el país hay 4,5 millones de trabajadores (asalariados o independientes) informales.

El trabajo no registrado afecta a los trabajadores por cuenta propia (la tasa supera el 60%). La informalidad es mayor en las empresas chicas; es más alta en las mujeres que en los varones;  y afecta sobre todo a los jóvenes de hasta 24 años.

 

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter