Unidad o nada

Política

Parece una paradoja, pero la Jueza electoral Servini de Cubría en un día, a través de la intervención del Partido Justicialista Nacional, logró un avance hacia la unidad mayor que el conseguido desde la derrota en las últimas elecciones presidenciales.

 

Todos los representantes de los distintos sectores del Peronismo mostraron su repudio a la intervención, salvo por supuesto, el grupo de Barrionuevo, títere del gobierno, en esta gran artimaña gestada más allá de la Justicia Electoral y partícipe necesario de esta payasada.

Sabemos que el Peronismo y sus aliados son los únicos con chance de disputarle a Cambiemos, el año próximo, la posibilidad de gobernar;  y sabemos también que no tendrán ningún prurito en recurrir a cualquier acción por más baja o rastrera que sea para que no lleguemos bien armados a esa instancia.

Durán Barba, en sus estudios descubrió que el tema de meter presos dirigentes, de campañas sucias sobre corrupción ya no causan el efecto de hace dos años, porque se cayó la careta del “Mejor equipo de los últimos cincuenta años” y los casos de corrupción, lavado de dinero, empresas off shore y negocios incompatibles con la función pública, les terminan explotando en la cara y no saben dónde más esconderlos.

Desde Caputo escapando del Congreso, al perdón de deudas de la familia Macri, pasando por blanqueos a medida, y primos en contrataciones directas multimillonarias, las causas se amontonan.

Pero tenemos una necesidad urgente que solo tiene que ver con nosotros: alcanzar la unidad, una tarea que nadie logra conducir y deja expuesta la pérdida de rumbo interna que viene sufriendo el peronismo desde hace más de dos años.

La separación de los bloques en Diputados y en el Senado, el hecho de tildar de traidores a los que piensan de otra forma; la sorpresa en los conductores después de haber perdido; creo que fueron razones que hoy ya no aplican a la realidad.

Este Gobierno está destruyendo todo, hasta los sueños de Néstor, que hoy deben ser los nuestros.

Nos olvidamos de la enseñanza frentista del General Perón?

Ya tuvimos una laguna de más de dos años, es hora de escuchar nuevamente las enseñanzas del Viejo, la claridad de Néstor, tener la audacia de Cooke y la sensibilidad de Eva, para ver cómo sufre nuestro pueblo.

Compañeros, llegó la hora de la Unidad, y más allá de cualquier nombre con aspiraciones mesiánicas, es primordial ver que tenemos un solo enemigo y si no actuamos rápido se llevará todo puesto.

No arriemos nuestras banderas, es nuestra responsabilidad.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter