Un 17 de octubre para Brasil

Política

“No se si lula es el Perón de brasil. Pero se que el pueblo brasilero necesita un 17 de octubre”

 

A Lula comenzaron a condenarlo allá por 2005,  cuando le dijo no al ALCA junto a Néstor Kirchner  y Hugo Chávez.
Hoy es un dia muy triste en la Patria Grande. Hoy, nuevamente, Generales indignos que deshonran el traje militar que alguna vez llevaron San Martín y Bolívar, entregan a sus propios pueblos a sus históricos opresores . Historia conocida para nuestras tierras. Historias de avances y retrocesos en la lucha por la emancipación de los pueblos latinoamericanos. 
Una América Latina que sigue de pie. Que retiene bastiones como Bolivia, Venezuela y la digna Cuba. Que en Ecuador, Brasil y Argentina está dispuesta a luchar para que nuevamente los gobernantes vuelvan a parecerse más a su propio pueblo, para que vuelva a ser la política de integridad, solidaridad y respeto mutuo las que rijan las relaciones bilaterales entre los países de la Patria Grande.
Tenemos la obligación de hacerlo. No es una elección. Está en juego nuestra identidad cultural e histórica. Quieren borrar nuestra historia de un "plumazo", como se dice vulgarmente. Ya lo hicieron con nuestros billetes como una muestra de que es el primer paso para hacerlo en todos los ámbitos. 
Honestamente no conozco en detalle la historia de Brasil, pero sé que le tocó una suerte más o menos parecida a la que corrimos todos los demás países de Latinoamérica. 
Sin embargo, sí conozco la historia de mi país. Y por eso le deseo fervientemente al pueblo brasileño que tenga su 17 de octubre. 
Si. Un despertar. 
Así como lo tuvo la Argentina en 1945, cuando el pueblo trabajador se reveló contra la opresión de la oligarquía.
Oligarquía Nacional que hoy se asocia con el capitalismo financiero transnacional. Un combo maravilloso que se dispone a recolonizar el continente que le permitió;  nada más ni nada menos: ser el proveedor de materias primas que el capitalismo necesita para perdurar.  
Las fichas en el TEG mundial se mueven constantemente. Los diarios y tweets anuncian amenazas de cataclismo nucleares con una naturalidad que paraliza y asusta.
Los recursos naturales de la región vuelven a ser la "Joya de la Corona". El petróleo de Venezuela, el acuifero guaraní, el cobre de Chile,  nuestras reservas de litio, Vaca Muerta, Malvinas, etc, etc, etc.
El ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa  lo llama el Nuevo Plan Cóndor. Sabrá la historia que nombre le asigne, lo que es certero afirmar, es que sin dudas estamos ante una nueva etapa de intento de recolonizacion del continente. 
Habrá que ver, entonces, qué pasa en Brasil, porque lo que allí acontece nos muestra también los futuros  movimientos en el tablero de la política local. 
Quién no comprenda este fenómeno regional no estará comprendiendo la dimensión histórica de los tiempos que nos tocan vivir local, regional y mundialmente hablando. 
Por eso tenemos el deber de poner todos nuestros medios en pos de que estos tiempos de guerras, terrorismo, democracias amenazadas, presos políticos y miseria planificada transcurran -al menos en nuestro país-, lo más tranquilos posible. Porque ya lo decía el General  Perón: "Las revoluciones se hacen con tiempo o con sangre". 
Así que, es mejor  tomarnos el tiempo necesario para que los avances sean firmes por que si nos apuramos, tenemos el "pequeño detalle" de que  la sangre siempre la pusimos nosotros: el Peronismo. O mejor dicho el pueblo.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter