“Ni una bala más. Ni un Facundo menos”.

Política

En Tucumán la policía asesinó de un balazo en la nuca a Facundo Ferreira, un niño de 12 años . Lejos de ser un caso aislado, las víctimas de gatillo fácil que se replican en todo el país cuentan con el aval de un gobierno que celebra sus crímenes.

 

Facundo Burgos, de apenas 12 años, fue asesinado por la espalda – otra vez- por la policía tucumana mientras viajaba como acompañante en una moto que manejaba un amigo de 14 años, quien también fue herido. Los dos agentes responsables de los disparos alegaron que “circulaban de forma sospechosa”. Los policías, luego de unas horas detenidos fueron liberados. Facundo, esta muerto.

Mercedes del Valle Ferreira, abuela del niño relató: “El miércoles a la noche, Facu salió en moto con un amigo, para ir a ver las picadas en el Parque 9 de Julio. Al regresar, pasada la medianoche, unos uniformados les dispararon a quemarropa, así, ¡a quemarropa! La tomografía  nos anunció que había fallecido por el tiro de un arma 9mm”.

En tanto la abogada Ana Lobo Stegmayer, integrante de la organización Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES) advirtió. “No puede ser que un niño sea ejecutado por la policía con un balazo en la nuca, por estar, según la versión policial, en “actitud sospechosa”. Es gravísimo, pero no es un hecho aislado,  en febrero ocurrieron otros cinco hechos de gatillo fácil por parte de la policía -además del caso de Facundo-, y cuatro de ellos terminaron en la muerte”.

 

En febrero ocurrieron otros cinco hechos de gatillo fácil por parte de la policía -además del caso de Facundo-

 

Para la abogada, que representa a una familia destrozada por la muerte de un niño, “es de una gravedad enorme esta política del gatillo fácil, con una policía que primero dispara y después pregunta por lo que está pasando, es verdaderamente grave”.

El Negro, como lo llamaba su abuela Mercedes, era fanático de Atlético Tucumán. Jugaba al fútbol en Unión Sunchales de Santa Fe, equipo con el que salió campeón en el torneo Tigrecito. Se trajo de allí un trofeo. Ahí en Sunchales le decían Cumpita o El Tucu. Se pasaba el día cantando las canciones de La Inimitable, la barra de Atlético.

Esta mañana, las decenas de amigos, familiares y vecinos de la familia Ferreira que se movilizaron  hasta el tribunal ubicado en Laprida y Sarmiento, de la capital tucumana, portaban carteles que decían “Ni una bala más. Ni un Facundo menos”. Pero va a resultar difícil con un gobierno que proclama la “doctrina Chocobar”, que festeja a un policía que asesino por la espalda a quemarropa y que cuenta con un cuerpo mediático que avala y justifica este accionar. Va a resultar difícil porque se planteó una guerra entre ladrones y policías cuyo triunfo o derrota va a ser analizada por el número de bajas.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter