Un enero con más cambios

Política

Las malas noticias no trascienden como deberían, pero la realidad no se puede negar.

 

Finalizó Enero y pareciera que nada pasó durante el mes, una estrategia que -según vimos- le dio resultado a Cambiemos estos últimos años. Fue un mes raro, en estos días de calor agobiante, para los que no nos fuimos a disfrutar de vacaciones, sube también la temperatura cuando analizamos las medidas tomadas por DNU, donde se siguen recortando derechos, se despiden trabajadores, se aumentan las tarifas, y se devalúa el peso.

Enero es ese mes de pérdida para algunos y grandes ganancias para otros. Un mes en que la fantasía impera, donde los dichos quedan tapados por el calor y la sensación térmica, donde el presidente, luego de sus largas y descansadas vacaciones, delira por el mundo anunciando la derrota de la inflación y la pobreza mezclada con un discurso futbolero hacia los más importantes dirigentes del mundo.

El mes que en Rusia se anunció el próximo viaje presidencial, para llevar a Antonia a ver a la selección de fútbol en el mundial, también fue cuando se confirmó que será muy difícil en estas condiciones que los capitales inviertan en algo más que en la bicicleta financiera. Con el calor le salta la térmica al Ministro de Trabajo y se hace público que maltrata, que tiene empleados trabajando en negro, que hace contratar en una intervención y aun así raja a una empleada de confianza. Todo el Gobierno, abroquelado hace una defensa de Triaca.

Enero donde parece que la CGT o Moyano, ven que se viene la noche y con sus lentos movimientos de dinosaurios artríticos parecen decir “habría que hacer algo” y lo siguen pensando! Donde explota que han aumentado el estado un 25% con familiares y socios, entonces mandan otro decreto a rajar a los más evidentes. Pero ya está programado el achicamiento del estado, y seguro no son los nombrados por esta gestión. Empresas de fabricaciones militares, Inti, Incaa, ministerios, justicia, municipalidades, Radio Nacional, SENASA etc. No queda lugar donde no se juegue con más de 3000 empleados, familias en ascuas, en un país donde también decrece el empleo privado, fruto de la política neoliberal impuesta.

Sí, dimos tiempo, validamos muchas de sus medidas, respetamos el mandato popular, asumimos discretamente el papel opositor como pidieron. Todo tiene un tiempo y creo que es hora de barajar y dar de nuevo, de pedir acción ante este avasallamiento, de pedir Unidad frente a la pérdida de derechos, sin caprichos ni iluminados. Nos debemos una férrea oposición, una defensa cerrada hacia los trabajadores. Por nosotros, por nuestros hijos y por nuestra historia.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter