Año Nuevo, vida nueva

Política

Así dice el viejo dicho popular, así parece entenderlo el Presidente Macri.

 

Este 2018, luego del brindis pero sin dejar pasar mucho tiempo, comenzaron los mensajeros del desastre a anunciar los nuevos y prontos aumentos que van desde el 4% en las prepagas -ya un lujo para pocos-, al 68% y más para el transporte público. Tampoco los combustibles y la energía quedaron exentos del encarecimiento. La inflación llega otra vez a números preocupantes y ganando por mucho a las subas de salarios. Sumado al aumento del dólar, generan una política de exclusión de los sectores más humildes, que luego de la bárbara represión en las manifestaciones contra la Ley de Reforma Previsional comienzan a despertar y ver la realidad de este modelo. En medio de un déficit colosal cercano a la época menemista, el gobierno vuelve a bajar las retenciones a sus amigos y socios del Agro. Una historia ya conocida. De todas formas, el presidente Macri, extendió una semana más sus vacaciones, con el saber del deber cumplido y un presupuesto aprobado en el Congreso que le dará la posibilidad de tomar 56 mil millones más de deuda. Así, Mauricio descansa tranquilo por el sur, y planea su nuevo golpe contra el pueblo argentino: un megadecreto limitante de derechos que nos lleva al que dictó el Turco en los nefastos 90. Aunque los jueces comienzan a dar prisión domiciliaria a genocidas, y los negocios pasan por las manos de sus socios, Macri, como mascaron de proa de esta sociedad anónima llamada Cambiemos, disfruta y se divierte en familia. Recién comenzamos a transitar el tercer año de gobierno, o sea que que quedan casi dos completos. "No duran un año" "Ya tienen fecha de vencimiento" "se va en helicoptero" "se les incendia el país”, fueron algunas de las frases que en 2016 esgrimieron muchos compañeros y muchos dirigentes nuestros. Hoy un atisbo de esperanza en la unidad del campo popular -o sea el Peronismo y los aliados históricos- nos vuelve a reunir. Esperamos con ansias esta vez poder estar a la altura y dar una propuesta opositora como corresponde; de lo contrario el sufrimiento de la gente será mucho y la felicidad del pueblo, que es la motivación de cualquier Peronista, tardará en llegar.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter