Causa Esma: Condenan por primera vez a los responsables de los vuelos de la muerte

Política

La justicia argentina dio un gran paso en materia de derechos humanos tras condenar a 29 represores a prisión perpetua por cometer delitos de lesa humanidad en el centro clandestino de detención ESMA durante la última dictadura y por arrojar vivos al mar a los prisioneros en los vuelos de la muerte-

 

El juicio, que demandó cinco años, involucró a 789 víctimas y resultó en la condena a 29 civiles y militares a prisión perpetua. En el proceso judicial se juzgó a militares, a los pilotos de los conocidos “vuelos de la muerte”, y a civiles involucrados en secuestros, torturas y apropiación de niños durante el régimen militar (1976-1983).

Entre los condenados a prisión perpetua se encuentran Alfredo Astiz y Jorge "el Tigre" Acosta, dos de los marinos más conocidos entre los que actuaron en la ex ESMA. Otros condenados a prisión perpetua fueron Randolfo Agusti Scacchi, ex jefe naval; Mario Daniel Arrú, ex piloto de la Prefectura encargado de realizar los "vuelos de la muerte" y Juan Antonio Azic, sentenciado por la apropiación de la diputada Victoria Donda.

Uno de esos aviones  se habría usado para el “traslado” de los 12 secuestrados de la Iglesia de la Santa Cruz, entre ellos tres madres de Plaza de Mayo y las monjas francesas Alice Domon y Leonié Duquet. De esa manera, las condenas a los pilotos Mario Daniel Arru y Alejandro Domingo D’Agostino, de Prefectura dieron por probado lo que este juicio tenía como materia pendiente: la existencia de los vuelos de la muerte como mecánica de exterminio masiva utilizada por los genocidas.

Esos dos condenados -Arrú y D’Agostino– son los pilotos cuyos nombres se encontraron en las planillas del avión Skyvan vendido a Estados Unidos, datos investigados por Miriam Lewin en su condición de periodista y peritados más tarde por la Unidad de Lesa Humanidad del Ministerio Público Fiscal entre cientos de planillas que desclasificó Prefectura y en las que se observaron vuelos anómalos. Los absueltos, en cambio, fueron los tres acusados que confesaron su participación en los vuelos de la muerte ante compañeros de trabajo y familia. Poch, que confesó en una cena en Bali que “estaban drogados” y “tendríamos que haberlos matado a todos”; Emir Sisul Hess, piloto de helicópteros Alouette y Seaking, al que sus compañeros escucharon hablar de “vuelos de limpieza” desde donde se veía “a la gente que caía como hormigas” y Ricardo Ormello, mecánico motorista en Ezeiza, que años más tarde dijo a sus compañeros: “Una vez trajeron a una gorda que pesaba como cien kilos y la droga no le había hecho el efecto suficiente”.

La megacausa ESMA  también puso en juicio a dos civiles, Juan Alemann, quien llegó al juicio acusado de presenciar tormentos de un presunto autor de un atentado en su contra, y a Gonzalo Torres de Tolosa, un funcionario judicial durante la dictadura, que participó de torturas y secuestros. Torres de Tolosa, en cambio, recibió perpetua.

El juicio comenzó en noviembre de 2012. Inicialmente tuvo a 68 personas acusadas, pero 14 murieron durante el proceso. Se contabilizaron 789 víctimas.

Fue un día histórico y reparador en el que Argentina volvió a demostrar por qué es un ejemplo de lucha y esperanza para el resto del mundo.

 

La cobertura en medios extranjeros

- Le Monde envió corresponsal propia a cubrir la sentencia, quien describió a la ex ESMA como "le plus grand centre de tortures, en plein Buenos Aires", el centro de torturas más grande de la dictadura, ubicado en pleno Buenos Aires.

- The Guardian publicó una nota firmada por Uki Goñi, también presente en la lectura de la sentencia, destacando que dos de pilotos militares recibieron prisión perpetua por su rol en los vuelos de la muerte que terminaron con la vida de Esther Careaga, amiga cercana del Papa Francisco, y otras once personas.

- La agencia DPA, replicada por la Deutsche Welle y Der Spiegel, dice que la sentencia fue el punto final del "größten Prozess der argentinischen Geschichte", el juicio más grande de la historia argentina

- El Corriere della Serra destaca que por la Escuela Superior de Mecánica de la Armada pasaron 5.000 prisioneros políticos, "la maggior parte di loro morì oppure sparì nel nulla", la mayoría murió o desapareció en la nada.

- El periódico NRC Handelsblad de Holanda lleva el tema a su tapa y titula "Argentina hace historia con su propio Nuremberg".

- El New York Times, con las firmas de Daniel Politi y Ernesto Londoño, destaca que Argentina "hizo más que cualquiera de sus vecinos por castigar a los responsables de los crímenes cometidos durante el gobierno militar".

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter