La paridad de género se convirtió en ley

Política

En una sesión histórica y sorpresiva la Cámara de Diputados aprobó por amplia mayoría la ley que estipula la paridad de género en las listas de candidatos.

 

Hace unos días, justamente, analizábamos la situación actual de la participación política de la mujer en nuestro país, y lo positiva que había sido por sus efectos, la ley de cupo femenino que establecía una cuota obligatoria del 30 por ciento, en cuanto a la inclusión de las mujeres en las lista de candidatos. Sin embargo después de 26 años esa ley había significado un techo para la participación femenina ya que los datos arrojaban que la igualdad todavía estaba lejos.

A partir de ahora la situación cambiará, ya que desde la madrugada del 23 de noviembre se aprobó en nuestro país una ley muy necesaria para generar la paridad que tanto buscamos. Efectivamente, la Cámara de Diputados convirtió en ley por amplia mayoría -165 votos a favor, 4 en contra- el proyecto que promueve la implementación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales. La incorporación de esta iniciativa, que fue aprobada en octubre de 2016 por el Senado, fue sorpresiva ya que no estaba incorporada al temario que iba a tratarse en la sesión parlamentaria, pero su tratamiento fue forzado por las mujeres de todos los bloques y tras ser incorporada al temario, las legisladoras solicitaron que se votara de forma inmediata, lo cual el Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, aceptó.

Para despejar dudas, empecemos informando qué innovaciones trae consigo esta ley: para empezar, a partir de las próximas elecciones legislativas, es decir, en el año 2019, las listas que se presenten deberán intercalar hombres y mujeres sucesivamente. Específicamente, se incorpora el artículo 60 bis en el Código Electoral Nacional, y se fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de candidatos nacionales. También, se incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso, no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50 por ciento de representantes de cada sexo. Sin dudas esta ley traerá consigo avances positivos en el camino hacia la igualdad de género en la política.

De todas maneras, aún queda mucho más por hacer, es preciso recordar, por ejemplo, que el Poder Ejecutivo y el Judicial todavía presentan desigualdades muy acentuadas. Pero ahora celebremos esta iniciativa, sin dejar de debatir para que la igualdad, efectivamente, llegue a todos lados.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter