PRE-AVISO CONTRA LOS DESPIDOS

Política

Las dos CGT y las dos CTA se unieron en un acto contra las políticas de ajuste del gobierno macrista.

 

La unión de los sindicatos fue clara aunque se bajó a último momento el gastronómico Luis Barrionuevo. El objetivo fue avisar a Macri que los trabajadores organizados se encuentran en alerta ante las medidas económicas y políticas que elige tomar el gobierno nacional. Schmid leyó el documento unificado, pero también hubo tiempo para los discursos de los cuatro secretarios generales de las centrales obreras.

En el marco del día del trabajador, las cuatro centrales se congregaron en un masivo acto en Paseo Colón e Independencia. Según los organizadores, la concurrencia llegó a las 350 mil personas. Aunque ganó en protagonismo Camioneros y UOM, los secundaron en número los afiliados de UPCN y de ATE. También se pudo ver a la UOCRA, textiles, Luz y Fuerza, Suterh y varias banderas de la CTA, entre otros. Aportó a la convocatoria el Partido Justicialista, organizaciones sociales y políticas, así como organizaciones estudiantiles. Hasta el Frente de Izquierda acudió al encuentro.

Juan Carlos Schmid, hombre de confianza de Moyano, fue el elegido para leer el documento que unificaron las 4 centrales. El mismo, logró confluir en cinco puntos el reclamo que buscó visibilizar el sindicalismo: emergencia ocupacional (la Ley Antidespidos y la advertencia ante el posible veto de Macri), el ya histórico pedido de la quita del impuesto a las ganancias, asignaciones familiares, 82 por ciento móvil, derecho a huelga sin aplicación del protocolo de seguridad y la no intervención del gobierno a la actividad sindical.

Luego, fue el momento para los discursos. El titular de la CTA Autónoma, Micheli, fue quien comenzó a hablar. Sobre la economía, afirmó que Macri “Dice que después de julio la inflación va a bajar a un punto pero es una expresión de deseo, no es un dato de la realidad. No es cierto que tenga un plan para cambiar esto, el plan que tienen es que la crisis la sigan pagando los trabajadores y el pueblo”. Advirtió que si el presidente veta la ley anti despidos, habrá paro general.

Yasky, titular de la CTA de los trabajadores puso el foco en la importancia de la unidad sindical, pero rescató la unidad del pueblo en la calle luchando.

Caló, secretario general de La CGT Alsina fue quien precisó una fecha para la unificación sindical. El 22 de agosto, día del renunciamiento histórico de Evita, habrá una sola CGT. También explicó que el acto no es contra nadie, sino a favor de los trabajadores. Hizo referencia a "la indebida suba de la canasta familiar, mientras que los salarios siguen siendo los mismos que en junio”; asimismo reforzó la idea afirmando que lo único que subió es la pobreza y le advirtió a Mauricio Macri que si veta la ley los trabajadores saldrán a las calles a defender sus puestos.

Por último hablo Moyano. Cerró la tarde hablando de unidad: “Lo importante es que los que queremos defender los derechos de los trabajadores estemos todos juntos”. Al igual que el resto de los secretarios generales, explicó que en el caso que las medidas económicas sigan en esta lógica, se vete la ley que sancionara diputados por la emergencia ocupacional y sigan los despidos, habrá paro general.

Quien no logró dejar de lado ningún conflicto interno para defender los trabajadores fue Luis Barrionuevo, que luego de la manifestación afirmó “Yo a la concentración de Paseo Colón no voy. No tenemos nada que ver con estos que marchan. Nadie me aprieta cuando hay que hacer un paro. No voté a Macri, pero no quiero que le vaya mal. Lo eligió la gente. Punto. Estos que se creían que estaban para toda la vida se nos quieren colar. Nos empomaron”.

La situación del gremio de los gastronómicos se vuelve aún más polémica luego del 1 de mayo, cuando el presidente Macri habló desde allí por el día del trabajador. Utilizó el espacio para criticar ciertos derechos laborales, como las licencias a las que llamó “abuso del ausentismo”. También trato de inútiles a los trabajadores despedidos por este gobierno (127 mil inútiles hasta ahora) y afirmó que en muchos lugares había tres personas tratando de hacer funcionar una máquina que precisaba de uno solo. Pero el broche de oro de la jornada, se dio cuando intentó ridiculizar la Ley Anti despidos diciendo que con la lógica de las leyes, hay que sancionar “una ley que diga que todos somos felices”… Sí, una Ley de la Felicidad. Por las reacciones en el auditorio, el único que quedó en ridículo –una vez más-, fue el orador.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter