El triángulo de la muerte

Economía

Los peligros del modelo económico actual. Dólar bajo, inflación alta y suba de tasas.

 

Ante el reciente anuncio del INDEC de que la inflación de marzo fue del 2,4%, el BCRA de Federico Sturzenegger volvió a aumentar la tasa de los pases a 7 días (referencia del mercado a día de hoy) al 26,25% anual.

El aumento de tasas por parte del BCRA, que  viene siendo persistente desde comienzos de año, es justificado por el titular del organismo como remedio contra la inflación, que se ha acelerado en el primer trimestre, acumulando un 6,3%, que anualizado proyecta un 25% lejano a la pauta inflacionaria que el Gobierno había trazado como meta en el Presupuesto y en las discusiones paritarias.

Es evidente a estas alturas que la única meta en la que está enfocada toda la política económica, incluso a pesar de tratarse de un año electoral, es la de reducir la inflación. Y asimismo, que las recetas del Gobierno a tales fines son de corte liberal clásico: apertura de importaciones de bienes de consumo final y suba de tasas de interés. Ambas medidas tienen como principal efecto aplacar la demanda, reducir la actividad económica, el consumo y el empleo. Con el agravante de que ello se produce en un contexto recesivo que ya acumula más de un año: según el propio INDEC, la economía cayó 2,1% en 2016 y 0,5% en enero, mientras que la industria cedió un 6% en febrero.

Por este motivo, la UIA no tardó en poner el grito en el cielo, a través del diputado del Frente Renovador y dirigente industrial José Ignacio de Mendiguren, quien se mostró muy preocupado por el peligro del “triángulo de la muerte” que representan el dólar bajo, la inflación alta y la suba de tasas.

El “Vasco” apuntó que "hoy tenemos el dólar más barato que hace un año y la inflación fue del 40%, no hace falta ser economista, un perito mercantil le va a decir sus costos en dólares se encarecieron un 35% anual, esto no existe en ninguna parte del mundo. La Argentina está quedando muy cara para producir". Por su parte, el vocal de la UIA José Urtubey también salió a manifestar que “subir la tasa no es la manera de combatir la inflación”.

La suba de tasas tiene, además, como efecto colateral, la profundización de la “bicicleta financiera” y el estímulo al ingreso de dólares financieros que agravarán el atraso cambiario, perjudicando aún más a la industria y la competitividad en general. En efecto, la divisa norteamericana no parece tener piso, en un contexto de apreciación imparable del peso y libertad absoluta para movilizar los capitales (recuérdese la eliminación de restricciones relativas al plazo de estadía, por ejemplo).

A su vez, la economía se primariza por el cambio en los precios relativos (devaluación, quita de retenciones a productos primarios, eliminación de cupos de mercado interno), favorable a la exportación de productos sin valor agregado, como lo hacía el “granero del mundo” durante la república agroexportadora. De tal manera, el agravamiento del déficit de balanza comercial y el fantasma histórico de la “restricción externa argentina”, también promovido en este caso por el atraso cambiario, solo se compensa con un endeudamiento voraz para cubrir gasto corriente, el cual no genera el crecimiento económico que derive en capacidad de repago de la deuda que se toma. Es fácil comprender que este funcionamiento es solo sustentable en el mediano plazo por el bajísimo nivel de endeudamiento que legó la “pesada herencia” kirchnerista.

En resumen, se consolida un modelo económico que se apoya en los negocios financieros y los sectores con ventajas competitivas globales, postergando el necesario debate sobre el desarrollo argentino. Modelo en el que sobra el 50% de la población y en el que la gran mayoría asiste a la pauperización de sus condiciones de vida y al incremento de la desigualdad social.

Nada sorprendente, ni diferente a lo que se anunciaba en la campaña electoral 2015 desde el Peronismo.

Sobre nosotros

El Centro de Estudios Políticos, Sociales y Culturales 25 de Febrero, ubicado en la calle Nicasio Oroño 1682, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es una construcción colectiva que propende a la difusión de la cultura e ideología de orden Nacional y Popular. Su objetivo es la generación de un pensamiento crítico y constructivo que defienda las banderas de un País libre, justo y soberano

Newsletter